Receptores sensoriales: Organos de los sentidos.

7 09 2008

Nuestros receptores sensoriales captan los estímulos del ambiente y lo transforman en un impulso nervioso.

Los sentidos son vías de comunicación que tenemos con el entorno, los cinco sentidos básicos que poseemos los seres humanos son: visión, audición, olfato, gusto y tacto. Cada uno de estos sentidos está asociado a un órgano de nuestro cuerpo. El sentido de la visión esta ligado a los ojos, el gusto, en la lengua; el olfato, en la nariz; la audición, en los oídos; y el del tacto, en la piel.

 

Los sentidos.

A través de los órganos de los sentidos nos damos cuenta de los cambios que ocurren en nuestro entorno. Gracias a que los órganos de los sentidos poseen receptores especializados en captar los diversos estímulos del medio, los que los transforman en impulsos nerviosos que viajan a través de nervios sensitivos para ser interpretados correctamente.

 

La visión.

Los ojos son los órganos sensoriales de la visión. La luz que ingresa a nuestros ojos llega hasta los receptores que se encuentran en la retina (conos y bastones), sobre la cual se proyecta una imagen invertida de lo que estamos viendo. Esta imagen es transformada en impulsos nerviosos que viajan hacia el cerebro, a través del nervio óptico. El cerebro interpreta la imagen invertida y la ordena de manera que podamos comprender la imagen.

 

 

La audición.

Los oídos son los órganos sensoriales de la audición, estos poseen receptores especializados en captar sonidos del entorno, estos receptores se encuentran en el caracol o cóclea.

Las ondas sonoras que llegan hasta nuestros oídos, son captadas por el caracol. Allí son transformadas en impulsos nerviosos que viajan hacia el cerebro a través del nervio auditivo, donde son interpretados como sonidos.

 

El olfato.

El órgano sensorial del olfato es la nariz, esta posee receptores especializados en reconocer los olores del entorno.

Las partículas aromáticas que ingresan a nuestra nariz, llegan hasta los receptores presentes en el epitelio olfatorio, el cual se ubica en la superficie superior de las fosas nasales, allí son transformadas en impulsos nerviosos que viajan hacia nuestro cerebro a través de los nervios olfatorios presentes en el bulbo olfatorio. Una vez en el cerebro los impulsos nerviosos son interpretados como una amplia gama de aromas.

 

El gusto.

El órgano sensorial del gusto s la lengua, dado que allí se encuentran la mayor parte de los receptores especializados en captar los sabores, los cuales se ubican principalmente en las papilas gustativas y poseen células gustativas.

Una vez que las sustancias químicas se disuelven en nuestra saliva llegan hasta las papilas gustativas, en ese momento se envían impulsos nerviosos hacia el cerebro, a través de fibras nerviosas. En el cerebro los impulsos nerviosos son interpretados como sabores.

El tacto.

La piel es el órgano sensorial del tacto, posee receptores especializados en captar diversos estímulos, tales como: temperatura, dolor, presión y tacto. Cuando estos receptores son estimulados se envían impulsos nerviosos hacia el cerebro para ser interpretados según corresponda dependiendo del estimulo recibido.

Anuncios




Contenidos Cuarta Prueba Institucional: 5° años

26 08 2008

Los contenidos de la próxima prueba para 5° años son los siguientes:

  • El sistema óseo y sus funciones
  • Clasificación de los huesos y tipos de huesos
  • Sistemas muscular y su función.
  • Tipos de músculos (esqueleticos, lisos y cardíaco)
  • Sistema Nervioso: célula nerviosa (neurona: partes y funciones)
  • Partes del sistema nervioso central.

NO olvides mantener tu cuaderno al día y tu carpeta de la asignatura ordenada.

Profesor: Cristian Saez Bache





Sistema Nervioso

12 08 2008

La principal función del sistema nervioso, es detectar los cambios que suceden a nuestro alrededor, y luego entregar una respuesta coordinada frente a ellos.

El sistema nervioso esta conformado por el Sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y los receptores sensoriales.

  • Sistema nervioso central: Formado por el encéfalo y la medula espinal.
  • Sistema nervioso periférico: Formado por los nervios que se distribuyen a través de todo el cuerpo
  • Receptores sensoriales: Estructuras que responden selectivamente a los diversos tipos de estímulos, ya sea frío o calor, luz, compuestos químicos o vibración.

El Sistema nervioso central

Los componentes del sistema nervioso central (SNC), es decir, el encéfalo y la medula espinal, están protegidos por el cráneo y la columna vertebral, respectivamente.

El encéfalo.

Es la parte del sistema nervioso central que se encuentra dentro del cráneo, esta compuesta por: el cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico.

Cerebro: Es la mayor estructura del encéfalo y la más importante, se encuentra dividido en dos hemisferios cerebrales: Hemisferio izquierdo y derecho. El cerebro es el órgano que recibe la información proveniente de los órganos de los sentidos, controla y coordina el movimiento, además de funciones corporales como los latidos del corazón por ejemplo.

Cerebelo: Se encuentra ubicado bajo el cerebro, coordina los movimientos corporales y nos ayuda a mantener la postura de nuestro cuerpo, entre otras funciones relevantes.

Tronco encefálico: Es la porción mas cercana a la medula espinal, algunas de sus funciones son regular el latido cardiaco y la respiración.

La medula espinal.

Es la parte del sistema nervioso central que se encuentra ubicada dentro de la columna vertebral, es un cordón nervioso de color blanco. Su principal función es conducir la información proveniente de distintas partes del cuerpo  hasta el encéfalo y desde el encéfalo al resto del cuerpo, gracias a los nervios que existen en todo nuestro organismo.

La medula espinal también participa en la elaboración de algunas respuestas reflejas, que son involuntarias.

El Sistema nervioso periférico

El Sistema nervioso periférico esta formado por los nervios de nuestro cuerpo, son delgados cordones de fibras nerviosas que salen del sistema nervioso central y se ramifican por todos los órganos del cuerpo.

Los nervios transportan la información mediante ondas eléctricas, llamadas impulsos nerviosos. Según la información que transportan pueden clasificarse en dos tipos: sensitivos y motores.

Nervios sensitivos: Transportan impulsos nerviosos desde los órganos que captan los estímulos, llamados receptores, hacia el sistema nervioso central.

Nervios motores: Al contrario de lo anterior, transportan impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central hacia los órganos que ejecutan una respuesta, llamados músculos efectores, los cuales son estimulados para realizar un movimiento.

Receptores sensoriales.

Nuestros receptores sensoriales captan los estímulos del ambiente y lo transforman en un impulso nervioso.

Los sentidos son vías de comunicación que tenemos con el entorno, los cinco sentidos básicos que poseemos los seres humanos son: visión, audición, olfato, gusto y tacto. Cada uno de estos sentidos está asociado a un órgano de nuestro cuerpo. El sentido de la visión esta ligado a los ojos, el gusto, en la lengua; el olfato, en la nariz; la audición, en los oídos; y el del tacto, en la piel.

En la próxima entrega comprenderemos mejor los órganos sensitivos de nuestros cuerpo.

Saludos

Profesor Cristian Saez Bache.





“El sistema muscular”

12 08 2008

Los músculos representan la parte activa del aparato locomotor. Es decir, son los que permiten que el esqueleto se mueva y que, al mismo tiempo, mantenga su estabilidad tanto en movimiento como en repose. Además, los músculos en conjunto con los huesos forman la apariencia externa del cuerpo humano.

Cuando juegas, andas en bicicleta, nadas y caminas, estas utilizando tus músculos, pero no solo son útiles para realizar actividades exigentes, además  también los utilizas al leer, comer, cuando lees e inclusive cuando respiras.

Tipos de músculos

Músculos voluntarios: Los músculos esqueléticos o voluntarios son los que mueven tu cabeza, brazos y piernas en general, están adheridos a tus huesos mediante los tendones los cuales trabajan en conjunto para facilitar el movimiento. Estos músculos dependen de tu voluntad y tú decides cuando deseas que se muevan y poseen la característica de tener una contracción potente, rápida y brusca, si es necesario.

Los músculos involuntarios: Son regidos por el sistema nervioso vegetativo y el individuo no tiene ningún control voluntario sobre ellos. Los latidos de tu corazón, los vasos sanguíneo, las funciones de tu estomago y otros órganos del cuerpo, son producidos por músculos involuntarios los cuales trabajan sin que pienses en ellos. ¿Te imaginas que tuvieras que decidir cuando late tu corazón? Es por esto que estos músculos son imprescindibles para las funciones vitales de nuestro cuerpo.

Clasificación según tipo de fibra que los componen y forma.

Según las fibras que los componen:

  • De fibra estriada: Son robustos y potentes, ya que forman parte del aparato locomotor. Son músculos voluntarios, es decir, que puedes contraer mediante una orden del cerebro, excepto el corazón, un músculo involuntario formado por un tipo de fibra estriada especial, el miocardio.
  • De fibra lisa: Están constituidos por células musculares sin estrías. Su característica principal es que son involuntarios, es decir, que no los puedes contraer a voluntad, por lo que forman parte de numerosos conductos del cuerpo: las paredes del esófago, del estómago y del intestino, las venas y arterias, etc.

Según su forma, se pueden distinguir los siguientes grupos:

  • Anchos y planos: son los que tienes en el tórax y en el abdomen. Protegen los órganos delicados e intervienen en los movimientos de la respiración.
  • Largos o fusiformes: forman parte del aparato locomotor (brazos y piernas).
  • Cortos u orbiculares: son pequeños músculos con funciones particulares (boca, ojos, etc.).
  • Circulares: tienen forma de anillo y cierran diferentes conductos del cuerpo (vejiga de la orina).


Función de los músculos.

Los músculos, debido a su capacidad de contracción, hacen posible que el esqueleto se mueva. Así, las extremidades pueden realizar movimientos de flexión o extensión, de rotación (pronación y supinación), de aproximación (aducción) o al contrario (abducción).

La mayor parte de los músculos están provistos de tendones, mediante los cuales suelen insertarse sobre los huesos. Según el tipo de inserción, es decir, si lo hacen mediante más de un extremo o cabeza, se dividen en bíceps (dos cabezas), tríceps (tres cabezas) y cuádriceps (cuatro cabezas).

Músculos superficiales y profundos.

Según el lugar donde estén, podemos distinguir entre músculos superficiales o cutáneos y músculos profundos. Los músculos superficiales están inmediatamente por debajo de la piel (de la cara, cabeza y cuello).

La mayoría de los músculos profundos corresponden a los músculos esqueléticos, ya que se insertan sobre los huesos del esqueleto.
Otros profundos lo hacen en los órganos de los sentidos (por ejemplo, los que mueven los ojos) y otros están situados más internamente, relacionándose con órganos como la laringe o la lengua.

Diferentes grupos de músculos

Músculos de la cabeza y cuello

Dentro de este conjunto de músculos hay que destacar los de la cara, son muy numerosos, ya que  gracias a ellos el ser humano es capaz de expresar sus sentimientos, así como mover la cabeza en todas las direcciones, para conseguir que los órganos de los sentidos (vista, oído y olfato) desarrollen mejor sus funciones.

Dentro de los músculos de la cara podemos encontrar los músculos masticadores los que permiten la masticación de los alimentos. Son músculos muy potentes, cortos y anchos, que están situados sobre la cara lateral del cráneo, a ambos lados. Los más importantes son el músculo temporal y el músculo masetero, que se pueden palpar fácilmente sobre la cara y el cráneo cuando cerramos con fuerza la boca.

Región prevertebral

Como su nombre indica, están ubicados en la cara anterior de la columna vertebral, por detrás del esófago. Su misión principal consiste en flexionar la cabeza sobre el tronco, así como rotar levemente el cuello.

Músculos del tórax y del abdomen

Los músculos principales del tórax son los pectorales, que levantan los brazos al contraerse, y los serratos, que elevan las costillas cuando expulsamos aire.

Entre la cavidad torácica y la cavidad abdominal, en el interior del organismo, existe un músculo en forma de paraguas abierto, el diafragma, que se contrae cuando inspiramos aire para empujar las costillas hacia arriba y aumentar el volumen de la caja torácica.

En el abdomen, los oblicuos realizan un trabajo inverso al del diafragma: cuando se contraen, tiran de las costillas hacia abajo y expulsan el aire de los pulmones.

El resto recubre la zona del vientre y, cuando se contrae, permite doblar la cintura.

Músculos de las extremidades superiores

Hombro: Recubriendo cada hombro se encuentra el deltoides, cuya acción permite levantar y desplazar los brazos.

Brazo: Los más importantes son el bíceps, en la parte anterior, y el tríceps, en la posterior. Son dos músculos antagónicos, es decir, que realizan funciones contrarias para hacer posible un movimiento determinado, en este caso la flexión y la extensión del antebrazo.

Antebrazo: Los músculos supinadores y pronadores permiten los movimientos de giro del antebrazo, el movimiento de la mano en cualquier dirección, y la flexión y extensión de los dedos.

Mano: son músculos cortos y pequeños, ya que sólo se encargan de mover los dedos. El más importante es el que permite la oposición del pulgar, es decir, la acción de “pinza” de la mano.

Músculos de las extremidades inferiores

Pelvis o cadera: Recubriendo la pelvis se encuentran los glúteos, tres músculos que forman las nalgas.
Su acción permite que el tronco se mantenga erguido y que el ser humano sea capaz de caminar sobre dos piernas.

Muslo: Los más destacables son el cuadriceps, músculo extensor de la pierna; el bíceps femoral, antagónico del anterior; y los aductores, conjunto de músculos en forma de abanico que permiten la flexión y la extensión del muslo.
Pierna: cabe destacar los gemelos y el sóleo, cuya acción conjunta permite la flexión y extensión del pie al caminar. Se insertan en el hueso calcáneo del talón del pie a través del tendón de Aquiles.

Pie: Existen pequeños músculos que permiten realizar movimientos en los dedos y facilitan el caminar.

¡A repasar los contenidos!

Profesor Cristian Saez Bache.





Solucionario tercera prueba formativa, El hombre y su entorno natural.

28 06 2008

Estas son las claves para solucionar su prueba formativa.

ITEM I. Selección múltiple.

1. b) | 2. a) | 3. c) | 4. a) | 5. a) | 6. c)

7. d) | 8. d) | 9. b) | 10. d) | 11. a) | 12. b)

ITEM II. ítem libre.

A.- Completacion

1. Cerebro

2. Pulmones, Corazón

3. Brazos, Piernas

4. Osteína, calcio, fósforo

B.- Recuadro: Corregido en repetidas oportunidades en clases.

c.- Verdadero y falso.

En orden: F, V, F, V, F, V.

Solo resta corregir tu PRUEBA y… ¡A ESTUDIAR!





“Nuestro Esqueleto”

28 06 2008

Nuestro sistema óseo esta formado por un conjunto de huesos que le dan firmeza y protección a nuestro cuerpo, este conjunto de estructuras recibe el nombre de esqueleto, el cual junto con los músculos nos permiten movilidad y la capacidad de interrelacionarnos con nuestro ambiente.

Nuestro sistema esquelético esta formado por 206 huesos que en conjunto cumplen con las siguientes funciones:

  • Sostiene a las demás partes del cuerpo.
  • Modela el cuerpo, determinando su talla y aspecto general.
  • Forma palanca que en conjunto con las articulaciones y los músculos permiten el movimiento del cuerpo.
  • Conforma cavidades limitadas por varios huesos, en donde se alojan órganos importantes y delicados. Por ejemplo: los huesos del cráneo protegen al cerebro, las costillas protegen los pulmones y el corazón.

Los huesos de nuestro cuerpo se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

El cráneo: Es el conjunto de huesos que conforman nuestra cabeza y cara, incluyendo los huesos que protegen el encéfalo además de los huesos de las mejillas, los de las mandíbulas y nariz. También existen dos perforaciones llamadas orbitas oculares las cuales alojan y protegen a los ojos.

El tronco: Esta compuesto por un conjunto de doce pares de costillas, el esternón y la pelvis (cadera). Las costillas se unen por la parte posterior  a la columna vertebral y por la anterior al esternón, mientras que la pelvis es un grupo de huesos grandes y anchos que están encargados de sostener gran parte del peso del cuerpo.

La columna vertebral: Es un gran conjunto de vertebras en hilera conectados entre si, ubicados en la espalda, las cuales poseen una perforación por donde atraviesa la medula espinal y los nervios, los cuales se mantienen protegidos de golpes y lesiones.

Las extremidades: Corresponden a brazos y piernas, las cuales nos permiten movilidad total. Están formadas por huesos largos, mientras pies y manos están formados por huesos cortos pero resistentes.
Tipos de huesos.

Los huesos son órganos vivos que se están renovando constantemente. El tejido óseo combina células vivas (osteocitos) y materiales inertes (sales calcio y fosforo).

Hay varios tipos de huesos:

Largos, como los del brazo o de la pierna.
Cortos, como los de la muñeca, pies o dedos.
Planos, como los del cráneo.
Irregulares: como los del omoplato.

Nuestras articulaciones.

Una articulación es el lugar donde se encuentran dos o más huesos. En el punto donde se encuentran estos huesos debe existir un “cinturón” que sujete un hueso a otro, el cual recibe el nombre de ligamento. Además es necesaria la presencia de un cartílago, que es un material suave y esponjoso que se ubica entre ambos extremos de la mayoría de los huesos para disminuir la fricción entre ambos. Para que se pueda producir el movimiento es necesario que los huesos se conecten con los músculos, y esto se logra a través de los tendones.
Existen cuatro tipos de articulaciones:

Articulación esférica: Este tipo de articulación es el que permite el mayor movimiento de los huesos. La articulación esférica consiste en un extremo redondo de un hueso que se encaja en el hueco de otro hueso. Ejemplo: Hombros.

Articulación en bisagra: Permite el movimiento de algunos huesos desde adelante hacia atrás y viceversa. Recibe este nombre ya que permite el mismo movimiento que la bisagra de una puerta. Ejemplos: codos y rodillas.

Articulación plana: Son articulaciones que permiten movimientos laterales, es el caso de la muñeca, el tobillo y la columna vertebral.

Articulación fija: Este tipo de articulación esta presente en los huesos que no presentan ningún movimiento, como por ejemplo los huesos que forman el cráneo. Las articulaciones del cráneo se forman después de nacer.


Ubicación de nuestros huesos.

Huesos del tronco

La clavícula y el omóplato, que sirven para el apoyo de las extremidades superiores.
Las costillas que protegen a los pulmones, formando la caja torácica.
El esternón, donde se unen las costillas de ambos lados. (Anterior)
Las vértebras, forman la columna vertebral y protegen la médula espinal, también articulan las costillas. (posterior).
La pelvis (ilion, isquión y pubis), en donde se apoyan las extremidades inferiores.

Huesos de las extremidades superiores

Clavícula, omoplato y húmero formando la articulación del hombro
El húmero en el brazo.
El cúbito y el radio en el antebrazo
El carpo, formado por 8 huesecillos de la muñeca.
Los metacarpianos en la mano.
Las falanges en los dedos.

Huesos de las extremidades inferiores

La pelvis y el fémur formando la articulación de la cadera.
El fémur en el muslo
La rótula en la rodilla.
La tibia y el peroné, en la pierna
El tarso, formado por 7 huesecillos del talón.
El metatarso en el pie
Las falanges en los dedos.

Prof. Cristian Saez Bache.
http://www.cristiansaez.tk





Reino Animal

1 06 2008

 

“Con más de 2 millones de diferentes tipos de animales, el Reino Animal es el más grande de los reinos. Pero cuando se piensa en “animal”, ¿qué imagen viene a la mente? Mientras los mamíferos, pájaros, reptiles, anfibios y peces son los animales más conocidos por todos nosotros, aproximadamente la mitad de los animales en la Tierra pertenecen a un grupo de animales conocidos como “artrópodos”. Los artrópodos incluyen animales como los ciempiés, los cangrejos, los insectos y las arañas”. Con más de un millón de especies de artrópodos sobre la Tierra debemos volver a repasar las diversas criaturas del reino animal.

¿Cómo podemos distinguir a un ser vivo perteneciente al reino Animal?

Con una variedad de animales tan grande, es difícil imaginar que tienen todos ellos en común:

 

Reino

Número de células

Tipo de células

Nutrición

Animalia

Multicelular

Eucarionte

Heterótrofo

Además, todos los animales requieren de oxígeno para sus metabolismos, pueden sentir y responder al medio ambiente, y tienen la capacidad de reproducirse sexualmente (aún cuando también se pueden reproducir asexualmente).

Los organismos del reino Animal se dividen en dos grandes grupos según la existencia de columna vertebral y esqueleto interno articulado:

 

Los Vertebrados

Los vertebrados son un grupo de animales con un esqueleto interno articulado, que actúa como soporte del cuerpo y permite su movimiento.

Tienen las siguientes características:

  • Presentan columna vertebral, que permiten algunos movimientos y les dan cierta flexibilidad.
  • El cuerpo se dividide en cabeza, tronco y extremidades.
  • Sexo diferenciado (Macho y hembra).

Los vertebrados se clasifican en cinco clases:

Mamíferos:

 

  • Tienen su cuerpo cubierto de pelo.
  • Sus extremidades tienen generalmente forma de patas, que les permiten desplazarse. Los mamíferos acuáticos tienen sus extremidades transformadas en aletas y los mamíferos voladores poseen membranas en sus extremidades anteriores que les sirven de alas.
  • Su temperatura corporal es constante, es decir, la temperatura de su cuerpo no varia si cambia la temperatura exterior. Decimos que son animales de sangre caliente.
  • Respiran por pulmones, que les permiten tomar el oxígeno del aire. Los mamíferos acuáticos, como el delfín, necesitan salir a la superficie del mar para tomar oxígeno del aire.
  • Su boca tiene labios y dientes. Los labios permiten succionar la leche al mamar sin causar daño. Algunas ballenas no tienen dientes, sino unas finas láminas llamadas barbas.

Aves:

  • Su cuerpo está cubierto de plumas.
  • Sus extremidades anteriores tienen forma de alas. Las aves vuelan gracias a los movimientos de sus alas, aunque algunas aves no son capaces de volar, como las avestruces o los pingüinos.
  • El esqueleto es muy ligero, ya que los huesos son huecos. Además, algunas aves poseen unas bolsas, llamadas sacos aéreos, que están llenas de aire y facilitan el vuelo.
  • La temperatura corporal es constante, es decir, son animales de sangre caliente.
  • La boca posee un pico sin dientes, que varía mucho de unas especies a otras según su alimentación.

Peces:

  • Su cuerpo está cubierto de escamas.
  • Sus extremidades tienen forma de aletas. Su cuerpo termina en un aleta más fuerte que forma la cola.
  • Su esqueleto es el más sencillo de los vertebrados. La mayoría de los peces tienen esqueleto óseo, con huesos en forma de espina. Algunos peces, como el tiburón y la raya, tienen un esqueleto cartilaginoso, formado por piezas más blandas y flexibles que los huesos, llamadas cartílagos.
  • La temperatura corporal es variable, es decir, depende de la temperatura del agua en la que se encuentran. Por eso decimos que son animales de sangre fría.
  • Casi todos los peces tienen vejiga natatoria, que es como una bolsa llena de aire que evita que se hundan.
  • Los peces respiran por branquias, que son un grupo de finas láminas dispuestas en varias hileras. Las branquias están situadas detrás de la cabeza, y les permiten obtener el oxígeno disuelto en el agua.

Anfibios

  • Su piel está desnuda y húmeda.
  • Sus extremidades son patas musculosas, que les permiten nadar o saltar.
  • La temperatura corporal es variable, es decir, son animales de sangre fría.
  • Las crías nacen en el agua y respiran por branquias, mientras que los adultos viven en la tierra y en el agua, y respiran por la piel y por los pulmones.
  • Se alimentan de insectos, lombrices y otros pequeños animales.
  • Son ovíparos: se reproducen por huevos. La fecundación suele ser externa. La hembra pone los huevos en el agua y el macho los fecunda. en el agua los huevos se pegan unos a otros, y forman voluminosos racimos.

Reptiles

  • Su cuerpo está cubierto de escamas.
  • Sus extremidades tienen forma de patas, que suelen ser muy cortas. Algunos reptiles, como las serpientes, no tienen patas.
  • Su temperatura corporal es variable, es decir, son animales de sangre fría. Por ello suelen vivir en ambientes cálidos, y se aletargan durante el invierno.
  • La mayoría son carnívoros. En la boca suelen tener muchos dientes, todos del mismo tamaño, con los que retienen a sus presas.
  • Son ovíparos, es decir, se reproducen por huevos.
  • Su fecundación es interna. El macho se aparea con la hembra y se forman huevos fecundados. la hembra pone los huevos sobre la hierba o los entierra.
  • Algunos reptiles, como la víbora, son ovovivíparos: Los huevos se abren dentro del cuerpo de la madre y nacen las crías vivas.

 

 

Invertebrados

La mayoría de los animales del planeta son invertebrados. Se dice que 95 de cada 100 animales son invertebrados. Estos organismos carecen de columna vertebral y esqueleto interno articulado.

Artrópodos

Insectos

Cuerpo seccionado en 3 partes; 3 pares de patas (abeja, avispa, chinita, zancudo, mosca, saltamontes, hormiga, piojo, luciérnaga, mariposa, escarabajo)

Arácnidos

Cuerpo seccionado en 2 partes; sin antenas; 4 pares de patas (araña, garrapata, escorpión)

Crustáceos

Cuerpo generalmente seccionado en 2 partes; más de 8 patas (jaiva, cangrejo, langosta, camarón, krill, pulga de mar)

Miriápodos

Cuerpo segmentado en varias partes, cada una con 2 ó 4 patas (ciempiés, milpiés)

Moluscos

Cuerpo blando, pueden no tener concha o tener una o dos, hay terrestres y acuáticos (almeja, loco, ostra, lapa, chorito, ostión, macha, calamar, pulpo, babosa, caracol)

Equinodermos

Piel áspera y calcárea, cuerpo espinudo (estrella de mar, holoturia, antedón)

Anélidos

Cuerpo blando, alargado y dividido en anillos (lombriz, sanguijuela)

Espongiarios

No tienen sistema nervioso, ni músculos ni órganos sensoriales. Se reproducen tanto de forma asexual (gemación) como sexualmente. Son animales acuáticos, sobre todo en el mar. Ejemplos: Regadera de Filipinas (Euplectella), Esponja de baño (Spongia officinalis), Axinella, Haliclona mediterránea, Naranja de mar (Tethya)

Celentéreos

Presentan dos estructuras corpóreas: pólipo y medusa. El pólipo se reproduce por gemación y la medusa sexualmente. (Hidras, medusas, corales, madréporas)

Platelmintos

Su nombre significa “gusanos planos” por derivación del griego. Son capaces de desplazarse por sí mismos y reproducirse por apareamiento. (Planaria,Bipalium, Schistosoma mansoni)